Impresión y medio ambiente

Impresión y medio ambiente

El medio ambiente se ha convertido en objeto del debate global en todos los sectores productivos, en nuestro sector, las artes gráficas, su gran importancia radica en que impresores, editores, diseñadores y, en general, quienes participamos en la cadena de la industria gráfica podemos contribuir enormemente a reducir el impacto medioambiental y los desechos relacionados con su trabajo, ya que es un sector que, dada su actividad, genera gran cantidad de desechos en su producción.  

El papel supone una parte importante del coste de la mayoría de los productos que realizamos, aproximadamente la mitad del coste total del producto. La fabricación de papel tiene un impacto importante en el medio ambiente: las sostenibilidad en la tala de la madera y de otras material primas usadas, la elevada energía y otros recursos naturales que requiera este proceso, la eliminación o neutralización de la polución y la eliminación o reciclaje del papel ya usado.

Con la introducción de la impresión digital y, sobre todo, de la tecnología CTP, hemos reducido el uso de materias primas como película y productos químicos en la preimpresión. El trabajo en la máquina de impresión con CTP ha reducido la cantidad de pliegos de maculatura en la fase de puesta a punto. Las pruebas en pantalla reducen tanto las materias primas, usadas en las pruebas convencionales, como la energía empleada en el transporte para entregarlas.  

La impresión, sin embargo, todavía usa disolventes en muchos de sus procesos, consume energía para el secado y produce emisiones de aire contaminado. Uno de los medios más importantes de que disponemos para ahorrar energía es el control de su consumo en calefacción, iluminación, aire acondicionado y otros servicios de nuestra empresa. 

Buenas prácticas ambientales

· Tener en funcionamiento los equipos el tiempo imprescindible para reducir la emisión de ruido y disminuir el consumo. 

· Gestionar los restos de revelado; fluidos, papel y películas a través de empresas especializadas, puesto que es necesario para el medio ambiente y, en muchos casos, genera un rendimiento económico debido a los efluentes con contenido de plata que contienen.

· Enviar los papeles y películas dañadas a empresas especializadas en el reciclaje de los mismos. 

· Instalar dispositivos de recogida de los líquidos fotográficos a las salidas de los equipos de procesado automático. 

· Utilizar, siempre que se pueda, tintas en cuya composición se hayan eliminado los metales pesados (cadmio, estroncio, mercurio, plomo, etc.) y no contengan hidrocarburos dorados. 

· Emplear, cuando sea posible, tintas que utilicen sistemas de base en agua con escaso porcentaje de disolventes orgánicos, al objeto de controlados y reducir sus emisiones. 

· Aprovechar los excedentes y sobrantes del tintero, procurando que éstos se encuentren en condiciones para ser reutilizados. 

· Realizar un tratamiento previo antes de verter residuos al alcantarillado, incluyendo las tintas de base agua. Las aguas residuales pueden tratarse en el propio recinto o enviarse a empresas especializadas.

· Devolver los contenedores multiuso y cisternas para tintas a las empresas suministradoras para que puedan ser reutilizados.

· Estudiar alternativas a los disolventes orgánicos para la limpieza de las máquinas offset; así se podrán gestionar mejor los residuos de limpieza, no se emitirán contaminantes atmosféricos y los rodillos tendrán una vida más larga.

· Destinar el papel usado de baja calidad al tratamiento térmico con recuperación de energía (briquetas de papel); así podrá convertirse en un combustible más barato y menos contaminante que los convencionales.

· Reciclar y reutilizar los envases, su vaciado ha de realizarse inmediatamente después de la utilización.

· Limpiar y recuperar embalajes; en especial contenedores y cilindros metálicos.

· Conocer las "bolsas de subproductos" de los distintos residuos y especialmente las de papel y cartón.

· Estudiar las posibilidades de reutilización o venta a otras empresas de los productos que no alcanzan la calidad esperada, puesto que así se podrán reutilizar como materia prima.

Símbolos de reciclado

Estos son los diferentes símbolos empleados en los productos reciclados, para indicar como utilizar cada uno de ellos para su correcto reciclaje o su procedencia;

Círculo de MiobiusCírculo de Mobius: Es el más usado. Identifica la reutilización y el reciclaje de los materiales empleados. Las flechas representan los tres estados del reciclaje: recogida, conversión en nuevo producto reciclado y embalaje. Se usa sólo en productos que son reciclables o incluyen productos reciclados.

EcolabelEtiqueta Ecológica Europea: Creada para evitar la proliferación de señales distintas en cada país. Se adjunta a los productos que cumplen con rigurosos criterios medioambientales y están en perfecto estado para el consumo.

Punto VerdePunto Verde: Indica que el embalaje es recogido y reciclado por un sistema integral de gestión. Implica una garantía de recuperación e informa que el fabricante ha pagado para que el envase de ese producto se recicle y no contamine.  

FSCFSC: (FSC – Forest Stewardship Council) Asociación internacional formada por representantes de la industria de la madera, propietarios forestales, grupos indígenas y ONGS.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta